Problemas con tarjetas Wi-fi Broadcom en Ubuntu 11.10 (beta 1)

Por un tema de trabajo a largo plazo, este fin de semana he decidido actualizar mi equipo a la primera beta de la versión de Ubuntu que se va a liberar en Octubre. Esta decisión es un poco arriesgada pero espero que en pocas semanas ya estén arreglados todos los pequeños fallos de esta versión, Ubuntu casi siempre tiene una versión más que usable unos días antes de la release definitiva. Pero no nos vamos a engañar, una persona sin experiencia en gestionar equipos con GNU/Linux ya se hubiese tirado de un puente con las pequeñas cosas que me he encontrado al hacer el upgrade.

Uno de los principales problemas, como siempre, ha sido el comportamiento de la tarjeta Wireless Broadcom. De hecho, estoy a punto de tirarla al rio, pisarla repetidamente con unas botas, tirarla al Llobregat o al Besòs y comprarme una Intel (sí, de esas que enchufas al equipo y simplemente funcionan) pero Septiembre es un mes muy malo para gastar así que antes de cobrar este mes he tenido que encontrar una solución para seguir conectándome a mi red casera :-).

Por experiencia empírica al final me he dado cuenta de que me puedo conectar a cualquier Wi-fi mientras tenga el portátil conectado a la corriente pero que la conexión se va al traste en el momento en el que lo desconecto de la corriente. Así, leyendo por los foros de Ubuntu, he descubierto que, ya en versiones anteriores del sistema, la gestión de energía de estas tarjetas es bastante proclive a generar desaguisados de este tipo. Y efectivamente, no hay que ser un experto en BASH para leer el contenido del fichero /usr/lib/pm-utils/power.d/wireless y darse cuenta que los cuatro comandos que ahí se especifican no pueden ser suficientes para garantizar una conexión estable.

Entonces qué? os estaréis preguntando, nos pasamos dicho archivo por la piedra? NOOOOO… hay una solución mucho más elegante y refinada que nos dejará este archivo intacto y nos permite conectarnos a las redes independientemente de la fuente de energía que estemos utilizando. Esta solución se basa en crear un fichero vacío llamado wireless en el directorio /etc/pm/power.d. En principio esto debería sobreescribir el funcionamiento del anterior fichero y dejar de “liarla parda” con la gestión de energía de la tarjeta de conexiones inalámbricas.

Es posible que este parche (porqué es simplemente un parche) os haga que el equipo consuma un poco más de lo que consume con el control de la tarjeta activado pero yo no he notado un cambio significativo.

wifi-logo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *